Si estás aquí es porque te gustan y te interesan las aceitunas, ya sea para hacer aceite, para comerlas o para incorporarlas a alguna receta. Sea cual sea el motivo, seguro que te estás preguntando qué tipos de aceitunas existen. Y la verdad es que hay centenares de tipos de aceitunas, aunque en realidad solo algunas son las más conocidas y usadas.

Además, cada una de ellas tiene un sabor propio, y no todas las propiedades de las aceitunas son iguales. Para aprender más sobre el interesante mundo de la aceituna, quédate en este post y descubre todo lo que necesitas saber sobre este alimento tan nutritivo y delicioso.

Las variedades y tipos de aceitunas más importantes

Picual

Otra aceituna típica para el aceite, en esta ocasión con mayor resistencia a la oxidación y con un sabor más fuerte e intenso, con mayor cuerpo, incluso con notas amargas y picantes. Especialmente bueno para preparaciones en las que quieres que se note su presencia.

Cornicabra

A medio camino entre las otras dos, la cornicabra, una de las más cultivadas en España junto con la picual, ofrece un aceite con un toque de dulzor, pero también de amargor, de modo que tiene mucha versatilidad en las preparaciones gastronómicas.

Hojiblanca

Es probable que ya la conozcas, porque se usa tanto para la elaboración de un aceite intenso, con ciertas notas de amargor pero con presencia de dulzor, como para la aceituna negra de mesa, con un sabor intenso inolvidable, perfecta para tomar con aderezo.

Cacereña

Como su propio nombre indica, se cultiva principalmente en Cáceres y Badajoz, aunque en realidad está extendida también a otras zonas. Esta variedad, igual que la anterior, se consume tanto en mesa con aderezo como en aceite, ya que su sabor tiene notas amargas, picantes y dulces muy agradables.

Manzanilla

Esta es quizás la aceituna verde de mesa más conocida, y sin duda la encontrarás en los mercados encurtida o preparada para consumir, sin hueso o rellena de diferentes alimentos, como boquerones o pimientos asados. No tiene un sabor demasiado intenso, y tiene una pulpa tierna, de modo que es perfecta para consumir en mesa con aderezo o simplemente encurtida.

Es la variedad de mesa más apreciada internacionalmente por su calidad y fácil deshuesado. Le afecta el frío invernal, madura precozmente y tiene productividad alternante y elevada. Su nombre se debe a que la forma del fruto asemeja a la de una manzana.

Gordal

Esta aceituna, que se cultiva principalmente en Sevilla, es fácilmente reconocible por su tamaño. Es muy famosa la aceituna gordal sevillana aderezada para comer en mesa, con un característico color oscuro, pero sin llegar al negro intenso de otras variedades. Entre las propiedades de esta aceituna de forma ovoidal y ligeramente asimétrica, se encuentra una gran cantidad de pulpa y una cantidad baja de grasas vegetales, lo cual dificulta que se pueda producir aceite con ella.

Un fruto que resiste bien el frío y la humedad, pero es sensible a la sequía, y que madura precozmente con productividad baja y alternante. Su nombre se debe al tamaño excepcional del fruto, aunque también se conoce como “La Bella de España”.

Hojiblanca

Es la tercera variedad en cuanto a superficie cultivada y el mismo se reparte entre Córdoba, Málaga, Sevilla y Granada. Su fruto es de maduración tardía y tiene una coloración de violeta a negro, de forma elíptica y tamaño grande. En cuanto su pulpa, es firme, y es muy apreciada en elaboraciones de aceitunas negras aderezadas al estilo “Californiano”. También es conocida como “lucentino”.

La variedad de olivo hojiblanca se caracteriza la tonalidad marcadamente blanca del envés de sus hojas, de ahí su nombre.. Se utiliza tanto para mesa como para aceite, por eso se dice que tiene “doble aptitud”.

Cacereña

Se extiende por toda la provincia de Cáceres, Badajoz, Salamanca, Ávila y Madrid. Es muy apreciada para su aderezo, tanto en verde como en negro, siendo la elaboración principal como aceituna negra aderezada. La separación de la pulpa del hueso es fácil. Se caracteriza por un tamaño medio, con forma esférica y ligeramente asimétrica. También se le conoce como “Costalera”, “Redondilla” o “Negrilla”, entre otras. Los frutos se destinan tanto a mesa como a aceite.

Además, existen otras variedades de aceituna más locales, como son:

Aloreña

Es una variedad principal del centro y sur de Málaga. Su tiempo de maduración es medio y se adereza principalmente en verde. En cuanto sus frutos, son redondos y tiernos y es muy apreciada por la calidad de su pulpa. También se le conoce como “Arola” y “Manzanilla de los Ranchos”.

Verdial

Esta aceituna es muy típica de la zona de Badajoz y Cáceres, aunque también la encontramos en el sureste de Málaga y en la zona del Aljarafe sevillano y de Huelva. Tamaño grande, forma ovoidal y asimétrica y fruto muy apreciado por su elevado contenido graso. Deben su nombre a que se mantienen verdes aún maduras.

Arbequina

Esta variedad se localiza en Cataluña, también difundida en Aragón y, recientemente, en Andalucía. Es el fruto de menor tamaño de todos y se le conoce también como “Arbequín” y “Blancal”. Los frutos son ricos en aceite de gran calidad, aunque también puede encontrarse para mesa.

Empeltre

Una variedad predominante en Aragón y Baleares. También se ha difundido en Castellón, Tarragona y Navarra. El fruto es alargado y asimétrico, más abultado en la punta. Su maduración es temprana y tiene una tonalidad negra azabache. También se le conoce como “Aragonesa”, “Fina” o ”Mallorquina”. A esta variedad le afectan las heladas, madura temprano y presenta una productividad elevada y constante.

Mollar

Es una variedad que se cultiva en el levante español, sobre todo en Murcia. Se destina casi siempre a mesa y suele consumirse en verde. También conocida como “Ciezana” o “Mollar de Cieza”.

Morona

La Morona se cultiva en la provincia de Sevilla, sobre todo en la comarca de Morón de la Frontera, de donde ha tomado el nombre. Sus frutos se destinan a mesa para su aderezo en verde. Se la conoce también como “Manzanilla de Morón”.

Como puedes apreciar, son muchos y muy variados los tipos de aceitunas que existen. Depende de si estás buscando un buen aceite, o una receta, tendrás que atender a las propiedades de las aceitunas que vayas a usar, porque esto tendrá una importancia fundamental para conseguir el sabor que quieres que aprecien finalmente tus comensales.